EE. UU. y ONG salvadoreñas lanzan instrumento para garantizar derechos humanos

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid) y un grupo de organizaciones salvadoreñas presentaron un instrumento con el que buscan garantizar el cumplimiento de los derechos humanos de jóvenes, mujeres, personas con capacidades diferentes y miembros de la comunidad LGTBI.

El proyecto Hoja de Ruta de Inclusión y Derechos Humanos, financiado por Usaid, es una agenda de trabajo actualizada de prioridades y necesidades para la mejorar de la situación de los derechos humanos de los cuatro grupos de población, explicó Mileydi Guilarte, directora del proyecto Derecho y Dignidad.

Guilarte indicó, durante la presentación, que la elaboración del documento se realizó “mediante metodologías de diálogo colaborativo y construcción de consensos a través de espacios de intercambio de ideas entre organizaciones de jóvenes y mujeres afectados por la violencia, personas con discapacidad y comunidad LGTBI”.

La experta en derechos humanos también señaló que el proyecto “constituye una agenda consensuada con acciones necesarias y priorizadas en el tema de derechos humanos y contribuye a la construcción de un país más justo, respetuoso e inclusivo”. Además, llamó a todas las instituciones de Estado salvadoreño a sumarse y retomar las acciones contempladas en dicho proyecto para que “en El Salvador todos vivamos con dignidad”.

Por su parte, Cynthia Cárdenas, representante de Usaid, dijo que la Hoja de Ruta establece medidas y acciones para asegurar que los servicios e información sean accesibles, que las personas puedan ejercer sus derechos civiles y políticos, que participen plenamente en la toma de decisiones de políticas, que reciban protección en caso de necesidad y que se investiguen los abusos.

Animo a las autoridades, a las organizaciones y a los cooperantes a sumarse a este proyecto para apoyar y garantizar la implementación de esta iniciativa”, añadió la especialista sénior en derechos humanos de Usaid El Salvador.

A la actividad asistieron representantes del Gobierno de El Salvador, de organizaciones de la sociedad civil, del cuerpo diplomático y la titular de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, Raquel Caballero.

 

Sara Solórzano