Docentes profesionales

Guatemala está dando un importante paso hacia adelante en el campo de la Educación, con la graduación de más de 2 mil maestros que obtuvieron su título profesional. Recordemos que en otros países con avances en este campo, como Argentina, Costa Rica y Chile, los docentes para nivel preprimario y primario tienen como requisito un grado universitario. Por esa razón es que, mediante el cumplimiento del compromiso de la profesionalización del docente y de mejorar la calidad educativa del país, el Ministerio de Educación (Mineduc) entregó el título a 2 mil 225 maestros que culminaron el pénsum de estudios de Profesorado de Preprimaria y Primaria Intercultural en los departamentos de Chimaltenango y Huehuetenango.

En este caso, fue la tercera cohorte de maestros que se recibieron de la Escuela de Formación de Profesores de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac). Ahora, la suma de catedráticos con grado llega a 25 mil a nivel nacional.

Como sabemos, terminar una carrera universitaria contribuye a que una persona tenga un bagaje cultural, una formación social y conocimientos científicos, que más adelante puedan ser aplicados en su labor como profesional. En el caso de los maestros con un grado universitario, les amplía el panorama y, seguramente, sus clases y ejercicios tendrán mejores resultados. Los aportes en las aulas y el conocimiento histórico y específico de cada uno son herramientas para un mejor desempeño.

La educación no solamente ha tenido logros en la profesionalización de los docentes, sino también en el tema de los materiales. Por ejemplo, este año se han distribuido los 74 mil 848 libros de educación bilingüe. Por otro lado, se han sumado los 33 mil 746 estudiantes al sistema educativo y, algo también importante para el cumplimiento del pénsum, los 183 días, promedio, que los niños recibieron clases. Sin lugar a dudas, un récord histórico y que está complementado con la calidad de enseñanza que reciben los estudiantes. Todo esto forma parte de los logros relevantes del Mineduc.

Redacción DCA