Distinguen a Diego Pulido

El empresario guatemalteco Diego Pulido se unió al selecto grupo de personas en el mundo que han recibido la medalla Pierre de Coubertin, al ser condecorado el miércoles por el Comité Olímpico Internacional (COI), por su destacada contribución al desarrollo del movimiento olímpico.

La presea le fue entregada a Pulido en un acto solemne por medio de Willi Kaltschmitt, representante del COI en Guatemala, debido a su identificación desde 2001 con el deporte nacional, a través de un banco del sistema y la creación de Fundación Amigos del Deporte Olímpico (FADO), en 2012.

Y es que, con la FADO, se acogió un grupo de atletas nacionales en vísperas de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, para apoyarlos incondicionalmente y una de sus mayores recompensas fue la medalla de plata conquistada por el marchista Érick Barrondo.

Además, con el proyecto entre Barrios Hoodlinks,  de la Fundación Olímpica Guatemalteca, ha transformado la vida de niños y jóvenes que viven en zonas de riesgo, impulsándoles los valores olímpicos, la práctica deportiva como herramienta de prevención de violencia, y la educación.

“Recibir este galardón es un honor, porque viene de una institución como el Comité Olímpico Internacional, ejemplo de excelencia y éxito continuo…”, dijo Pulido al comenzar su discurso de agradecimiento. Además, resaltó: “El principal interés de quienes integramos la Fundación Olímpica Guatemalteca y la Fundación Amigos del Deporte, es impulsar el deporte en Guatemala, donde existe mucho talento deportivo”.

El reconocimiento, también conocido como Medalla al Verdadero Espíritu Olímpico, es considerado uno de los mayores honores que en el deporte se pueda recibir en el ámbito internacional y, en ese sentido, Pulido se convirtió en el galardonado número 21, desde su instauración en 1964.

Bryan Anton