Comunícate con nosotros al 1590

OPINIÓN CULTURA

DETRÁS DE LA MÁSCARA DE DOOM

Publicado

-

El Hombre de la Máscara de Hierro, Darth Vader y el Fantasma de la Ópera son algunos de los muchos personajes que mantienen escondido el rostro todo el tiempo. Unos lo hacen por decisión propia, y otros no, pero el hecho de que nadie sepa cómo se ven detrás de su disfraz les genera un aura de misterio, lo cual, a su vez, los hace muy populares. Un personaje así en el mundo de los cómics es el Doctor Doom, quien desde de su aparición en Fantastic Four #5 (1962) llegó a ser uno de los preferidos del público.

En ese número se revela que Victor von Doom fue compañero de estudios de Reed Richards (Mister Fantastic) y que un experimento fallido de Victor tuvo tres consecuencias: su inmediata expulsión de la universidad, un profundo resentimiento hacia Richards y heridas leves en su rostro. Furioso, viajó de vuelta a su natal Latveria y creó un traje mecánico que lo cubrió de pies a cabeza, momento a partir del cual empezó a llamarse a sí mismo “Doctor Doom”.

Durante mucho tiempo se asumió que el personaje había quedado profundamente desfigurado, como resultado del accidente. Pero 10 años después, Jack Kirby hizo un dibujo de Doom sin su máscara, presentándolo como un hombre muy apuesto con una pequeña cicatriz en el lado derecho. Kirby, quien creó el personaje junto a Stan Lee, explicó que lo que frustraba a Doom era que su bello rostro ya no fuera impecable. Según Kirby, la vanidad y perfeccionismo de Victor no le permitían aceptar su nueva apariencia y le hacían verse a sí mismo deforme, cuando no lo estaba, apuntando a lo que los psicólogos definen como un trastorno dismórfico corporal.

Cuando John Byrne se hizo cargo del título en Fantastic Four #236 (1976), decidió que la cicatriz original no fuera tan pequeña como Kirby lo había pensado, presentándola como un tajo profundo y grueso en su mejilla izquierda. Según Byrne, al regresar a su patria, Von Doom se vistió con el traje metálico de su invención cuando este recién acababa de salir de la fundición, dañándose voluntaria e irreversiblemente el rostro y el cuerpo. En ocasiones posteriores, cuando se ha quitado la máscara y revelado su deshecho semblante, ha horrorizado a quien lo ve.

Sin embargo, nada es para siempre en los cómics, y Doom ha recuperado su antiguo rostro un par de veces. Primero durante el arco narrativo Battleworld (1985), cuando le roba sus poderes a Beyonder; y tiempo después le hizo lo mismo a la Bruja Escarlata en Children’s Crusade (2010). En ambas ocasiones, en cuanto los héroes logran reestablecer el statu quo, el porte de Victor se desfigura de nuevo, por lo que vuelve a esconderlo detrás de su máscara.

 

Alejandro Alonzo
Seguir leyendo

ARTES

Círculos rusos

Publicado

-

Imaginen una vasta planicie con un horizonte infinito en blanco y negro, como si estuvieran metidos en algún film de Andrei Tarkovsky. Están sentados, observan un enorme cielo oscuro y lentamente recuestan su cuerpo sobre la tierra. Al ver al firmamento, pueden divisar y escuchar los relámpagos que iluminan esa llanura. Por momentos todo es hermoso, pero en el fondo saben que tanta tranquilidad es imposible. Nunca es así. En cualquier momento algo va a suceder, y sus ojos verán lo que sea que tenga que pasar. 

De esa manera es como mejor puedo describir la sensación que me produce la música de Russian Circles, banda originaria de Chicago y formada en un principio por Mike Sullivan y Dave Turncrantz. No es ningún secreto que uno de mis géneros musicales favoritos es el post rock, pues disfruto el poder de sus melodías, que por momentos pueden llegar a ser agresivas e intensas, y al mismo tiempo pueden ser lo más hermoso que sus oídos escuchen. Es un estilo que tiene también la cualidad de ser muy cinematográfico. Su capacidad de provocar atmósferas imaginarias es impresionante, y eso precisamente es lo que sucede con grupos como este. 

Escuchar Russian Circles es entrar, de alguna forma, en un estado espiritual, y créanme que no exagero con esta aseveración. Basta con escuchar discos como Guidance y Geneva. Canciones como Vorel y When The Mountain Comes To Muhammad hacen que mi piel se erice. Personalmente, amo cuando la música logra eso, porque es todo lo que busco, una experiencia auditiva total. 

Me gusta ver la música como algo ceremonioso, y hay bandas que merecen tener nuestra entrega total para disfrutarlas. Por eso, una cosa importante a tener en cuenta acerca de un grupo como Russian Circles, es escuchar sus discos en conjunto en lugar de solo canciones individuales. Solo entonces se pueden abrazar esos paisajes sonoros, y la experiencia para el oyente es completa. 

Si por su cabeza han pasado pensamientos tales como: “Si el fin del mundo tuviera una banda sonora, ¿cómo sería?” Entonces, queridos lectores, si aún pueden visualizarse en ese paisaje que mencioné al principio, si creen que de alguna forma extraña se sienten como en un lugar que les invita a quedarse y ser testigos de las cosas que vendrán, creo que Russian Circles tiene la respuesta para ustedes. Ojalá sea la que han estado buscando.

Para escuchar: (Discos completos) Geneva, Guidance, Memorial, Enter y Blood Year.

Álvaro Sánchez
Seguir leyendo

ARTES

The Black Keys: Let’s Rock

Publicado

-

Sin duda, The Black Keys es el primer supergrupo del siglo, y Let’s Rock, álbum que salió al mundo el 28 de junio, refuerza esa idea. La banda carga sobre hombros la tradición de dos tipos sin suerte que no quieren fama, pero que hoy son dos figuras icónicas en la escena, y parecen estar conformes con ello. 

Mas, hubo un tiempo en que The Black Keys no vendía entradas a sus conciertos, y los fríos inviernos mataban ambiciones. El dúo había sacado tres discos aclamados por la crítica, pero el éxito aún no encontraba el garage

Después de rechazar una oferta de una compañía de mayonesa, Los Keys tuvieron que aceptar que venderse no sería fácil, aunque tampoco difícil, ni lo peor, pues en algún momento tendrían que comer. Así que aceptaron la siguiente propuesta y después la otra, y de pronto su música se escuchaba en series de televisión, comerciales y películas. Llegó el día en que vendieron un Madison Square Garden en 15 minutos, algo muy grande para un dúo de música indie.

Después del éxito que mantuvieron con el psicodélico y melancólico Turn Blue (2014), Dan Auerbach (guitarra) y Patrick Carney (batería) regresan con Let’s Rock, un disco rock pop digerible con metales groovies y ásperos solos de guitarra que de pronto se incendian o gritan.

The Black Keys es un dúo con el que uno, como receptor, no puede dejar de encariñarse. Encontraron la receta para entretener con música honesta y letras sencillas, y eso les da autenticidad. El mercado de empresas parece tener cierta infatuación con ellos. Podría ser porque sus canciones no rebasan los 3:30, duración marcada por el pop para pegar en la radio; nunca se sabe.

Let’s Rock abre con Shine a Light y la letra que evoca la pérdida: “Have you ever tried to love someone who wasn’t even there?” Eagle Birds le sigue, y es imposible no bailar como el video de Lonely Boy, de El Camino (2011); mientras Lo/Hi tiene un guiño a Gimme Shelter, de los Stones. 

Walk Across The Water es una balada melancólica en la búsqueda de aquel “yo” que una vez fue feliz. Tell me lies exige acabar con el acto eterno de sorprender. Dime todas tus mentiras, acaba con tu acto, que, al fin y al cabo, veo tu esencia. Aunque la frase: “Every Woman who’s ever loved you, is telling you lies”, nos dice que Auerbach sigue amargado por su rompimiento y desconfía de todo. 

Every Little Thing es lo que sucede después de marchitar un corazón noble; una venganza divina: “Hold on / Count your blessings / The road’s long and it ain’t always smooth / Every little thing that you do / Is always gonna come back to you.”  Get Yourself Together es la limpia necesaria después de la revolcada emocional. 

Sit Around and Miss You es una baladita tipo Have You Ever Seen The Rain de Creedence Clearwater Revival. Así podemos encontrar canciones que entretienen con su lírica como Go, o la corrupta Breaking Down, que insinúa maldad luego de una ruptura emocional. Under The Gun y Fire Walk With Me cierran el disco incendiariamente y con ganas de más.

Let’s Rock prueba que para entretener se necesita talento. Esto es pop, blues y rock de garage endulzado y aderezado como la receta de tu comida favorita. Sigue la tradición de sus predecesores. No tiene un tema significativo, pero el ensamble es ciertamente encantador. El dúo sigue su camino exitoso y continúa imparable.

Allan Martínez
Seguir leyendo

ARTES

EL REY DE LOS SUEÑOS LLEGA A LA TV

Publicado

-

A 30 años de que DC Comics publicara el primer cómic de la serie The Sandman, de Neil Gaiman, esta finalmente será llevada a la pantalla chica. El titán del streaming Netflix adquirió los derechos de producción televisiva luego de firmar un acuerdo con Warner Bros., el más caro de su género. 

The Sandman (1989) trata acerca del rey de los sueños, Morpheus, quien logra despertar tras 70 años de cautiverio a manos de un mortal. La serie ha tenido no menos de 75 ediciones y, a menudo, se le describió como imposible de ser filmada, con varios intentos fallidos de adaptarla. Uno de las tentativas más recientes fue en 2016, cuando el actor Joseph Gordon-Levitt, un fan declarado del título, adquirió los derechos y se preparó para crear una versión cinematográfica, la cual sería dirigida y protagonizada por él mismo. Sin embargo, el proyecto no se realizó debido a “diferencias creativas” con el estudio New Line.

Ahora, Netflix ordenó 11 episodios, y la empresa describió la serie como “una rica combinación de mito moderno y fantasía oscura en la que la ficción contemporánea, el drama histórico y la leyenda se entrelazan a la perfección”.  Gaiman escribirá el primer capítulo con los productores Allan Heinberg y David S. Goyer. El autor, que acaba de adaptar para Amazon la novela Good Omens, que escribió con Terry Pratchett, dijo que la producción solo cubriría Preludes y Nocturnes, los primeros ocho episodios de la serie Sandman.

“Espero que podamos hacer algo en la televisión que se sienta tan personal y verdadero como lo mejor de los cómics de Sandman”, escribió Gaiman en Twitter. El creador mencionó que estaría menos involucrado de lo que había estado con Good Omens, en la que dirigió la producción completa, pero mucho más que en la adaptación del canal Starz de su novela American Gods, de la que fue un productor ejecutivo.

No se han mencionado fechas de estreno, pero la ejecutiva Channing Dungey dijo lo emocionados que estaban en Netflix por finalmente poder llevar la icónica serie de cómics a la vida en la pantalla. “Desde sus ricos personajes y sus historias hasta sus mundos intrincadamente construidos, nos entusiasma crear una serie épica original que se adentra en este universo de múltiples capas amado por los fanáticos”.

Moviéndose entre los albores del tiempo y la víspera del nuevo milenio, en Londres y el Renacimiento, The Sandman sigue a Morpheus a medida que se enfrenta a los cambios que han tenido lugar en el mundo mientras estaba cautivo. También cuenta las historias de sus seis hermanos, los Sin Fin, que incluyen a la Muerte, a Destino y a Deseo.

Alejandro Alonzo
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Director General: Pavel Arellano Arellano
  • Subdirector General Técnico: Rodrigo Carrillo
  • Nacionales: Jose Pelico y Elder Interiano
  • Artes: Priscilla León López
  • Deportes: Max Pérez
  • Web y redes sociales: Ronald Mendoza
  • Revista Viernes: Otoniel Martínez
  • Fotografía: Luis Echeverría
  • Diseño: Héctor Estrada

más temas

©2018 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.