“Despacito” causa polémica en Argentina

Una pequeña ciudad argentina de apenas 30 mil habitantes contrató al puertorriqueño Luis Fonsi para que le cante Despacito en su fiesta de bicentenario, lo que costó unos US $220 mil (Q1 millón 601 mil), confirmó el alcalde entre una lluvia de críticas.

La fiesta en que Dolores, 200 km al sur de Buenos Aires, tiró la casa por la ventana para conmemorar su bicentenario fue el lunes pasado, pero las cifras gastadas trascendieron hasta este fin de semana. Según un comunicado de la alcaldía, Fonsi cobró US $220 mil (Q1 millón 601 mil)  más impuestos, y fue apenas una de las varias figuras contratadas para los festejos que se realizaron  durante 4 días.

La celebración por los 200 años de la fundación de Dolores costó una suma millonaria para la ciudad, que tiene un presupuesto anual de US $17 millones (Q123.7 millones), denunció la oposición. “Hace 10 años que gobernamos y juntamos la plata para poder hacer esta fiesta; y salió bárbaro. Si lo pudiera hacer de nuevo, lo haría mejor”, se ufanó el alcalde Camilo Etchevarren, de la coalición del presidente Mauricio Macri.

 

Luis Fonsi, de gira en Argentina, también estuvo en el ojo de la tormenta en su natal Puerto Rico la semana pasada, cuando transcendió que el Gobierno de esta isla en quiebra le pagaría US $700 mil (Q5 millones 96 mil) por cantar Despacito en la campaña de promoción turística.

*AFP

Priscilla León López