Cruce de titanes

El Real Madrid pondrá en juego su temporada frente al Juventus, una vez superado el duro obstáculo del PSG, en la reedición de la última final de la Liga de Campeones, la de la conquista de la duodécima, con su último verdugo en eliminatoria y que lo borró en los cuatro últimos precedentes.

La Juve estará frente al equipo en el que la actual generación madridista se convirtió en leyenda en Cardiff con la duodécima Copa de Europa, el primer club que reedita título en Liga de Campeones.

En un duelo que se ha convertido en el segundo clásico de Europa, después del Madrid-Munich, el conjunto de Zinedine Zidane pondrá nota a su temporada, sin opciones en Liga y eliminados de Copa, con todas las esperanzas puestas en su competición fetiche.

El dominador absoluto del futbol italiano en su última época trae al madridismo los buenos recuerdos de las 2 finales ganadas, la de 1998 en Ámsterdam, con el tanto de Pedja Mijatovic, y la goleada en Cardiff, en uno de los mayores recitales que se recuerda en una final (1-4).

Pero también tiene pasajes oscuros, siendo el Juventus el último equipo que eliminó al Real Madrid en Champions, en las semifinales de 2015, y saliendo victorioso de las 4 últimas eliminatorias europeas. El Madrid vuelve a encomendarse a su líder, Cristiano Ronaldo, que siempre ha marcado al rival de turno con el Real Madrid. Sus 7 goles en 5 partidos lo convierten en la gran pesadilla del conjunto transalpino, y especialmente del veterano Gianluigi Buffon, al que se le agota el tiempo para la conquista del título que le falta, la Liga de Campeones.

Zidane podrá alinear su equipo de gala en Turín, mientras el Juventus, sin el bosnio Miralem Pjanic ni el marroquí Medhi Benatia, sancionados, buscará imponer la ley de su estadio, donde lleva 27 partidos europeos sin derrotas, en la ida de los cuartos de final.

Redacción DCA