Conred atiende a familias afectadas

La saturación de los suelos por las constantes lluvias está causando derrumbes y deslizamientos que en la última semana han provocado 17 incidentes, los cuales han afectado a mil 211 personas, por lo que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) continúa brindando ayuda humanitaria a las familias damnificadas.

Ayer por la tarde en el caserío Chipotop, de la aldea Paquip, Tecpán, Chimaltenango, se produjo un deslizamiento de tierra que soterró 2 viviendas y causó la muerte de una persona, mientras que otras 3 sufrieron heridas de gravedad.

Han ocurrido percances en Alta Verapaz, El Progreso, Guatemala, Huehuetenango, Petén, Quetzaltenango, San Marcos, Sololá, Suchitepéquez y Zacapa, y derivado de ello, 322 personas se han visto forzadas a dejar sus viviendas y trasladarse con vecinos.

En la comunidad Unión La Loma, de Tajumulco, San Marcos, falleció una señora al quedar sepultada por la tierra cuando ocurrió un deslizamiento.

David de León, vocero de la Conred, indicó que, además de los incidentes citados, 6 tramos carreteros se encuentran afectados por derrumbes y deslizamientos, y otro más sufrió daños severos, mientras que está en desperfecto un puente al ingreso de la extensión de la Universidad de San Carlos de Guatemala en Mazatenango, Suchitepéquez.

Inundaciones

Anteayer por la noche, el río subterráneo Candelaria provocó una inundación que alcanzó el  metro y medio de altura, en la aldea Mucbilhá, en Raxruhá, Alta Verapaz, afectando a 288 personas y dejando 48 viviendas con daños moderados.

Asimismo, en el caserío Bellos Horizontes, en Santa Ana, Petén, la inundación causó problemas en 30 viviendas y 180 personas afectadas.

Las autoridades pidieron a las comunidades que atiendan las recomendaciones y alertas de la Conred.

Gustavo Villagrán