Con puntualidad, segundo desembolso

Tomando en cuenta la importancia que tiene la alimentación para el rendimiento académico de los educandos, el Gobierno desembolsó 110 millones de quetzales para la refacción escolar. Es la segunda vez en 2018 que se destina dicho dinero, lo que garantiza un mejor porvenir para los menores que cursan sus estudios durante este ciclo lectivo.

El monto servirá para cubrir los gastos de los próximos 50 días. El primer desembolso, de  600 millones de quetzales, fue realizado en el mes de enero.

Es importante recordar que este dinero es otorgado por la cartera de Educación a las Organizaciones de Padres de Familia para que las utilicen con transparencia, tal y como lo ha establecido la política de cero tolerancia a la corrupción impulsada por el gobierno del presidente Jimmy Morales.

Durante la entrega de la partida, el ministro de Educación, Oscar Hugo López, explicó que las entregas de estos programas educativos se han llevado a cabo de manera puntual, lo que en anteriores administraciones no había sido posible.

El presidente Jimmy Morales ha señalado que no escatimarían recursos financieros para cubrir lo necesario para el sistema educativo. Tomemos en cuenta que no se aprobó el presupuesto nacional para el ejercicio fiscal de este año, por lo que se realizaron las gestiones necesarias para garantizar los fondos para estos programas contemplados por el ministerio de Educación.

Las Organizaciones de Padres de Familia han sido fundamentales para los Programas de Apoyo, entre ellos está comprendido lo referente a la alimentación escolar, la valija didáctica, la gratuidad de la educación y los útiles escolares, y para ello es que el Ministerio canaliza el dinero. Además, es importante resaltar que estas organizaciones están integradas por padres y madres, docentes, directores y líderes comunitarios. Uno de sus principales fundamentos es promover una democracia participativa y que se actúe dentro de los márgenes de las leyes vigentes en Guatemala.

Redacción DCA