Colonia china de Centroamérica elegirá a su reina

En el marco de la celebración por la comisión de Reina de la 52 reunión y 49 convención de Asociaciones Chinas de Centroamérica y Panamá, se llevará a cabo Miss Colonia China Centroamérica y Panamá.

Entre los países participantes de este año se encuentran Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá. Para esta celebración se realizan diferentes actividades durante cuatro días.

Como primer punto, se organizó una cena en el restaurante Lai Lai, en donde Carlos Lix, presidente honorario de la Asociación Colonia China en Guatemala, y el comisionado Francisco Lee le dieron la bienvenida a representantes de Gobierno, delegados, reinas y periodistas.

Historia de las convenciones

Todo empezó en el transcurso de una comida en 1964, junto con otros empresarios chinos en Guatemala. Al año siguiente, visita personalmente a todos los presidentes de las colonias chinas en la región para suscribir el Acta de Fundación de la Federación de Colonias Chinas de Centroamérica y Panamá. La firma del histórico acuerdo se llevó a cabo en San Salvador el 27 de enero de 1966, con Carlos Loo, por Panamá; Luis Wa Chong, por Costa Rica; Juan Wong, por Nicaragua; Joaquín Quan, por Honduras; Arturo Quan Sham, por El Salvador, y Yat Ming Campang, por Guatemala. La primera convención tuvo lugar en la ciudad de Panamá. Desde entonces, el magno evento se realiza anualmente en forma rotativa a través de los países del istmo centroamericano.

La demanda de mano de obra para la expansión económica de América Latina en el siglo XIX propició una gran oleada migratoria china hacia varios puntos de gran porvenir como Panamá, Perú, Chile y Brasil. La migración masiva de asiáticos hacia California durante la Fiebre de Oro motivó a muchos de ellos (ya sea por un espíritu aventurero, por lazos familiares en Centroamérica o porque buscaban un mejor trato) a viajar hacia México, Guatemala, El Salvador, Honduras y Costa Rica, donde establecieron pequeñas colonias chinas de ultramar.

A partir de entonces, se establecieron comunidades chinas en cada uno de los países latinoamericanos, formando pujantes negocios familiares que han sido parte del desarrollo, mostrando la fuerte ética de trabajo que nos ha caracterizado, promoviendo la armonía social, la integración étnica y el desarrollo económico regional. La mayor parte de los miembros de las colonias chinas tienen sus orígenes en la provincia de Kwangtung (Guangdong) y más recientemente se han integrado al conglomerado social ciudadanos de origen taiwanés.

A través de los años hubo esfuerzos por unir regionalmente a los miembros de las colonias chinas. Una de las muchas anécdotas destaca la historia de Arturo Quan Sham, artífice del evento anual que reúne a las colonias chinas del Istmo.

Edgar Quiñonez