Certamen 15 de septiembre distingue el talento joven

“Somos un país de creadores (…). Guatemala es un colorido de expresiones”, afirmó Max Araujo, viceministro de Cultura, del Ministerio de Cultura y Deportes (MCD), durante la premiación del Certamen Permanente Centroamericano 15 de septiembre. En la gala, celebrada el jueves en el Teatro de Cámara Hugo Carrillo, del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, fueron galardonados Nehemías Alvarado (música) y Josué Castro (danza).

En competencia

Este año, el MCD hizo un homenaje al pasado y al presente, y retomó el Certamen Permanente Centroamericano 15 de septiembre, cuyos orígenes se remontan a los tiempos de Juan José Arévalo. Así, durante la convocatoria, creadores de música, danza contemporánea, literatura y teatro expusieron su talento. “Es maravilloso pensar que escritores de la talla de Mario Monteforte Toledo recibieron este premio. Ahora, este reconocimiento es una puerta abierta a que las obras de estos jóvenes sean expuestas y distinguidas”, resaltó Max Araujo.

Melodías

Nehemías Alvarado, con Octubre, obtuvo el premio único en la rama Música Cuarteto de Cuerdas. El galardonado comentó que esta obra nació como un ejercicio en las clases de composición que durante siete años recibió con David de Gandarias: “La melodía está enfocada en el lenguaje sonoro; es una pieza oscura con pasajes de mucha intensidad”.

El autor relató que su proceso de creación se relaciona con el cambio de pensamiento, pues significa dejar de idear la música bajo un contexto de inspiración y, en lugar de ello, verla como una meditación formal. “Estoy muy complacido por haber ganado. Quisiera que esta experiencia se repita en jóvenes talentosos, pues como país necesitamos ese apoyo a nuevos artistas”, concluyó.

Movimientos

Josué Castro se coronó en la categoría de danza con Estertores, una pieza coreográfica que transmite la angustia del hombre en la sociedad y, por tanto, busca la reflexión del público. “Pensé en la agonía que se sufre al sentir que no podemos respirar. Por ello, representa las batallas del cuerpo por querer alcanzar el aire que se aleja”, aseveró el coreógrafo.

Este trabajo llevó a su autor al análisis de las aflicciones individuales que afectan las relaciones interpersonales. “Me siento muy motivado porque con este certamen se revela que el arte no está enfocado solo en las personas con trayectoria. Es una oportunidad de demostrar que existe talento en los jóvenes”, acentuó Castro.

Trabajos destacados

Durante la velada se realizó la mención honorífica en música a los compositores Ángel Roberto Pérez y su pieza Murmullos de Aq’abal, y a Érick Alexánder Xajpot por su creación Mussitare Quintares.

Stephany López