Carrera contrarreloj para salvar 120 vidas

Los socorristas taiwaneses libran una carrera contrarreloj para encontrar a no menos de 120 personas enterradas entre los escombros de un bloque de apartamentos, el cual se desplomó tras un sismo que causó 34 muertos.

El terremoto de magnitud 6.4 golpeó el sur de la isla, el sábado de madrugada, ocasionando la caída del condominio residencial de 16 pisos, con 100 viviendas, hecho acaecido en la ciudad de Tainan. 

El balance de víctimas se agravó a medida que los rescatistas siguen removiendo escombros y ayer pasó de 24 a 34 víctimas mortales. Una investigación se originó para establecer la causa del desplome ya que sobrevivientes argumentan que hubo fallos de seguridad.

Ayer por la tarde, al menos 121 residentes seguían desaparecidos, según la agencia de noticias CNA. Momentos antes, el alcalde de Tainan, William Lai, expuso que 103 personas estaban atrapadas bajo los escombros muy profundamente, por lo que dijo: “No hay forma de llegar directamente a ellos, es muy difícil”.

El trabajo se complica por el hecho de que dos inmuebles fueron aplastados por otros dos edificios vecinos, dijo el jefe edil, lo que obliga a consolidarlos antes de proceder la búsqueda.

Reporte

Según archivos locales, 260 personas vivían en el inmueble pero las autoridades creen que había hasta 300 personas en el lugar en el momento del sismo debido a la cercanía de las festividades del Año Nuevo chino.

De las víctimas mortales, 27 se hallaban en el conjunto residencial desplomado, entre ellos un bebé de 10 días y otros dos menores. Según Yueh Chin-sen, cuya suegra tiene ocho familiares aún atrapados, los residentes se quejaron de defectos de construcción. El sismo se produjo a una profundidad de 10 kilómetros, a 39 kilómetros al noreste del puerto de Kaohsiung, la segunda ciudad del país, indicó el instituto geológico estadounidense (USGS, por sus siglas en inglés).