Comunícate con nosotros al 1590

ARTES

Café Tacvba disfruta del presente

Avatar

Publicado

-

Después de tres décadas de hacer rock alternativo, la banda mexicana Café Tacvba dice en una entrevista que no está dispuesta a frenar su necesidad de reinventarse y de estar al “ritmo del tiempo” con música que refleje su legado.

Con un mensaje que urge a vivir el momento, la banda llegó a Estados Unidos para celebrar su trigésimo cumpleaños con una gira que tendrá 14 conciertos en el país. “Lo que uno aprende a través del tiempo es que el tiempo vuela y sino disfrutas del momento probablemente no se repita”, señaló en una conversación telefónica Emmanuel del Real Díaz, más conocido como Meme.

“Tenemos que estar con el ritmo del tiempo, siempre muy conscientes del presente”, agregó el músico que comparte aventuras en el grupo con los hermanos Joselo y Quique Rangel y Rubén Albarrán.

La reflexión del tecladista del grupo se da justo cuando la banda comienza su gira por el estado de Texas, donde los músicos han encontrado una comunidad golpeada por las recientes matanzas que dejaron cerca de 30 muertos en el último mes.

Emmanuel relata que el martes pasado en Austin (Texas) tuvieron la oportunidad de hablar con los trabajadores de un restaurante y palpar la necesidad de desahogo que existe entre la comunidad, que según pudo observar se encuentra en un “estado vigilante”.

“Fue un momento muy bonito, muy afectuoso pero también vimos que hay muchas ganas de encontrarse con los suyos, que están buscando un espacio donde desahogarse y descargar todas estas energías acumuladas», sostiene Emmanuel.

El músico asegura que él y sus compañeros están dispuestos a brindar un espacio para que sus seguidores en EE. UU. se encuentren y puedan a través de la música lograr una catarsis para sanar las actuales circunstancias: “Ese encuentro me parece que es poderoso y liberador”.

Café Tacvba se presenta el sábado en El Paso, Texas, donde el pasado 3 de agosto murieron 22 personas a manos de un hombre que supuestamente expresó odio contra los mexicanos antes de cometer la matanza. “Si podemos traer un cachito de nuestra cultura y hacer que nuestro público se conecte entre sí, ahí vamos a estar”, insistió Meme.

En estos 30 años de estar juntos, Café Tacvba ha aprendido a sostenerse, renovarse y adaptarse sin dejar su esencia, desde el cambio de nombre de la formación a dejar de cantar su popular canción Ingrata (1994), pero lo que Emmanuel tiene claro es que el grupo llegó hasta aquí gracias al público.

Emmanuel asegura que un ejemplo de esto es su actual espectáculo, que describe como una puesta en escena novedosa, enriquecedora a través de la que los asistentes “harán un viaje en el tiempo sin casi darse cuenta”.

En este sentido, el músico asegura que el diseño de esta gira de celebración ha sido un buen ejercicio para profundizar y entender de “dónde vienen y hasta dónde han llegado”, un proceso que incluso han hecho junto a sus más fieles seguidores.

La influencia que Café Tacvba ha ganado en estos años en EE. UU. se puede palpar en el concierto que dará el 15 de septiembre en Los Ángeles, cuando la banda se presentará en el Hollywood Bowl en medio de las celebraciones de la independencia de México y Centroamérica.

La fecha y el lugar se han convertido en los últimos años en una contienda entre los músicos latinos debido a la relevancia que tiene esta celebración y el escenario al que muchos quieren subir. “Esperamos continuar con esta experiencia de relación casi personal, de uno a uno, aunque sea un público tan numeroso como el que reúne el Hollywood Bowl”, afirmó Emmanuel.

Como parte de la celebración de los 30 años, el 26 de septiembre, MTV presentará el unplugged de Café Tacvba y a partir de ese día los seguidores podrán acceder a las canciones en versión acústica.

La gira de los 30 años terminará el 14 de diciembre en Monterrey, en su natal México, donde Café Tacvba llegará con su mensaje treintañero: “Hay que seguir disfrutando el presente, y estar agradecidos por estar aquí”.

*EFE

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

Gustavo Dudamel y María Valverde unen fuerzas, con Pablo Neruda de testigo

Avatar

Publicado

-

El director de orquesta Gustavo Dudamel y la actriz María Valverde, que se casaron en 2017, unirán fuerzas sobre el escenario con Love in the Time of COVID, una actuación especial de la Filarmónica de Los Ángeles (LA Phil) inspirada parcialmente en el poeta Pablo Neruda.

Bajo el título SOUND/STAGE, LA Phil, una de las orquestas más prestigiosas del mundo y que desde 2009 está bajo las órdenes de Dudamel, organiza este proyecto virtual con el que pretende seguir divulgando el repertorio clásico mientras la pandemia del coronavirus mantiene cerrados sus habituales recintos del Hollywood Bowl y del Walt Disney Concert Hall. 

Love in the Time of COVID, que se estrenará en internet este mañana a las 10:00 de Los Ángeles (11:00 de Guatemala), será el primer episodio de esta serie de conciertos y contará con la narración en español de Valverde, con Dudamel al frente de LA Phil y con la mezzosoprano J’Nai Bridges como invitada especial.

El repertorio incluirá Neruda Songs: Amor mio, si muero y tú no mueras, una obra de Peter Lieberson inspirada en el poeta chileno. También habrá espacio en Love in the Time of COVID para piezas de George Walker y Gustav Mahler.

Dudamel mostró hoy en su cuenta de Twitter un pequeño adelanto de Love in the Time of COVID, en el que aparece el legendario Hollywood Bowl de Los Ángeles completamente vacío y en donde los miembros de LA Phil llevan mascarilla y mantienen la distancia de seguridad mientras interpretan las obras del programa. 

“Amor mío, si muero y tú no mueres, no demos al dolor más territorio: amor mío, si mueres y no muero, no hay extensión como la que vivimos”, dice Valverde en este adelanto. 

Love in the Time of COVID supondrá una nueva colaboración de Dudamel y Valverde, que durante el confinamiento se asomaron juntos a la radio en el programa En casa con Gustavo que el venezolano usó en las primeras semanas de la pandemia para mantenerse en contacto con el público.

“Es una aventura hermosa poder compartir la música que nos gusta”, dijo Dudamel en ese espacio radiofónico. “Y la música que nos inspira. Es hermoso poder viajar a través de ella”, añadió Valverde.

Asimismo, el año pasado participaron de la mano en una nueva mirada a El sueño de una noche de verano de Felix Mendelssohn. “Fue una grabación que hicimos el año pasado en el Festival de Peralada (España). Fue una experiencia única, especial, llena de nervios”, recordó Valverde en el programa En casa con Gustavo

*EFE 

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

En la zona 4, el arte dialoga en bolardos

Avatar

Publicado

-

Un grupo de 26 artistas visuales convirtió la Vía 4 en una galería urbana.

La vía 4, en la zona 4 capitalina, se convirtió en la galería de 26 artistas visuales guatemaltecos, que hicieron de los bolardos su mejor lienzo. Durante siete jornadas y guardando todos los protocolos de distanciamiento social, estos creadores se entregaron a libertad de los trazos y el color, para crear un diálogo artístico y cultural permanente con los transeúntes de ese espacio.

Intervención

Aunque la principal función de los bolardos es evitar el paso de vehículos y proteger a los transeúntes, un grupo de artistas guatemaltecos los intervino hasta convertirlos en piezas de una galería urbana. Ideado por la artista plástica Marinés Lacayo, durante el confinamiento por el Covid-19, este proyecto marca el inicio de una “nueva etapa en la vida de todos, en un lugar de arte y cultura”, afirma.

Marinés Lacayo, artista y promotora de este proyecto.

En la actividad, cada uno de los 26 creadores puso manos a la obra para reflejar su estilo. “No manejamos ninguna temática. Cada bolardo es diferente, porque cada quien dibujó o pintó lo que quiso”, explica Lacayo, acerca de un proyecto que contó con el apoyo de la Dirección de Educación y Cultura de la Municipalidad de Guatemala, el TEC y pinturas El Volcán. 

Recorrido de emociones

Lacayo asegura que, después del encierro, volver a pintar fue como “renacer”. Su intervención se titula Los güiros, y pertenece a la serie Niño color, que ha desarrollado a lo largo de seis años: “Mi obra representa la niñez y la pureza que llevamos dentro, cuando vemos los colores y las formas. Tiene un simbolismo muy infantil, con el que deseaba transmitir alegría”. 

La obra de Pina Pinetta dialoga con el paisaje urbano.

Similar es el mensaje de Jonás de León, quien con sus piezas busca inyectarle a los transeúntes una dosis de optimismo. El guatemalteco, cuyo trabajo está muy influenciado por el arte ancestral y los tintes pop, intervino cuatro bolardos. “Dos de ellos serán nahuales: un jaguar y un mono. El tercero es un policía del amor, y el último es una urna invisible”, indica.  

De acuerdo con la artista Sofía Saravia, la gente vivirá un recorrido de emociones en esta galería urbana. Su aporte, cuenta, son dos piezas en las que se muestran rostros femeninos, acompañados de flores y mariposas. Además, presenta otras dos obras que retratan la boca, un elemento que, según la creadora, dice mucho del sentir de las personas. 

El artista Pepo Toledo dejó su firma en esta intervención.

Álvaro Sánchez, Danny Weller, Dax, Djass Morales, Domingo Gorriz, Dosk_1, Ebbher Morales, Guillermo Cantón, Jorge Mazariegos Maldonado, Juan Carlos Peña, Katia Miranda, Marta María Joglar, Mariflor Gálvez, Mirella Beverini, Mod Cardenas, Paola Mandolini, Pepo Toledo, Pico Quiñonez, Pina Pinetta, Priscilla Franco Asturias, Sofía Villanueva, Spaint y Victoria Masch son el resto de artistas participantes.

Priscilla León López
Seguir leyendo

ARTES

Alanis Morissette

Avatar

Publicado

-

Al igual que Moby, Alanis Morissette es otro ícono de la década de los 1990 que se quedó diluido entre la bruma de lo superfluo. No tenemos ni la más mínima idea de si fue a propósito o por circunstancias de la vida, es algo que no tiene explicación alguna. Lo que sí sucedió con Alanis es que la vida le pasó encima. Sufrió un aborto, depresiones posparto y, por si fuera poco, se enteró que su antiguo mánager le robó millones de dólares. 

Jagged Little Pill (1995) es un disco muy querido por sus fanáticos. El rock ha sabido agradecerle, por esa voz tan única y por un álbum tan rotundo. Durante los últimos 20 años, Alanis se ha dado a la tarea de hacerle versiones de lujo y colecciones con nuevos cortes, que incluyen mezclas mejoradas. El material la mantiene con vida, a pesar de la incertidumbre de los tiempos que corren. 

Este año, Alanis sacó al mercado su noveno disco de estudio, Such Pretty Forks in the Road y, para sorpresa y alivio de todos, la canadiense mantiene su voz bien cuidada, aterciopelada y conmovedora. Sin tanto alarido y rabieta Alanis brilla con esa madurez y sencillez, que es lo único que puede salvarla frente a los golpes de la vida. Este álbum, no tanto.

Abre el disco Smiling, una canción que tiene un eco a la depresiva Uninvited, aunque la nueva es más inspiradora: “And I keep on smiling / Keep on moving / Can’t stand still”.  Ablaze es un tema dedicado a sus hijos. El sentimiento maternal se mantendrá sempiterno, aun cuando salgan del nido, todo salga mal y todo apunte a regresar casa. Ella les ayudará a recuperar el fuego de vivir.

Reasons I drink es un manifiesto sobre la ebriedad, como un escape ante las patadas en el estómago propinadas por las circunstancias. Hay guiños al violento trato de la industria musical, que se cosifica en su propio desprecio y “crapulencia”. También es sobre mantener la fe, cuando la bota está en el cuello. ¿Quién quiere un trago?

Diagnosis presenta lo mejor de la voz de Alanis, que suena desde un claro estado depresivo y debilitado. Una bella canción que te deja erizo por su sinceridad. Missing the miracle, Losing the plot y Reckoning son temas que se pierden en frases hechas de lo que sucede ante la quietud. Las tres tienen ritmos similares y poco inspirados.

Sandbox love relata cómo regresar al principio de una relación, para recuperar la magia del comienzo. Incluye en la letra un elemento de redención, en cuanto a borrar algunos errores cometidos. Es un poco ñoña, pero se disfruta.

Para Alanis Dios es una mujer, y en Her habla de su relación con ese ser supremo.  Nemesis es una canción que se inicia con un ritmo que promete romper el disco, pero termina por decepcionar, con un final en que cada instrumento muere a dedo y por orden alfabético. Pedestal es la única que presenta una atmósfera onírica. Su letra es sobre el rompimiento de una pareja que se abandonó.

Such Pretty Forks in the Road es un disco que tiene poco para emocionarse. Aunque tiene algunas canciones que invitan al mito de Alanis, estas se quedan flotando en la orilla. Sin duda, es un álbum para el fanático de la canadiense.

Allan Martínez
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Director General: Pavel Arellano Arellano
  • Nacionales: Jose Pelico y Elder Interiano
  • Artes: Priscilla León López
  • Deportes: Fernando López
  • Web y redes sociales: Ronald Mendoza
  • Revista Viernes: Otoniel Martínez
  • Fotografía: Luis Echeverría
  • Diseño: Héctor Estrada

más temas

©2020 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.