Buscan proteger los paisajes forestales 

Restaurar más de 350 millones de hectáreas de tierras degradadas y deforestadas para el 2030, es el propósito del encuentro Desafío de Bonn Latinoamérica 2018, inaugurado ayer por el Presidente en funciones, Jafeth Cabrera.

La actividad reunió a representantes de 19 países para unir esfuerzos para el rescate de paisajes forestales, con conceptos prioritarios en común, que den sostenibilidad a esas acciones.

Entre ellos están los avances y oportunidades para la implementación de las propuestas nacionales de restauración, y el portafolio de proyectos nacionales, para cumplir con los compromisos adquiridos en el Desafío, informaron.

También el planteamiento para institucionalizar los procesos de restauración en el territorio nacional y en el extranjero, informó Alfonso Alonzo, titular del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

En el primer tema Alonzo explicó que, en el caso de Guatemala se presentaron avances, entre ellos, la restauración de 1 millón 100 mil hectáreas del manto boscoso, en donde se invirtieron no menos de US $400 millones, o sea, unos Q2 mil 958 millones, durante 20 años.

Estos recursos son manejados por el Instituto Nacional de Bosques, por medio de incentivos forestales de los programas de Fomento al establecimiento, recuperación, restauración, manejo, producción y protección de bosques.

Además, Incentivos Forestales para Poseedores de Pequeñas Extensiones de Tierra de Vocación Forestal o Agroforestal, en todo el país.

Los delegados harán hoy una visita de campo, para corroborar el trabajo que se ha realizado en las zonas afectadas por los incendios forestales en Petén. El proyecto Bonn impulsa la productividad de la tierra para mejorar los recursos hídricos y alimentarios, conservar la biodiversidad y combatir la desertificación.

Patricia González