Beneficios por conservar las áreas protegidas

Personal técnico del Conap, a través de la sensibilización y educación ambiental, ha fomentado la importancia de conservar los recursos naturales, los beneficios que nos provee la diversidad biológica y el compromiso de heredar a las futuras generaciones ambientes sanos y limpios.  En diversas ocasiones, hemos sido consultados sobre ¿qué actividades o proyectos podrían realizar las comunidades para seguir percibiendo los ingresos económicos que les generaba el uso de los recursos naturales?

Este es el mayor reto con que los técnicos y profesionales del Conap se enfrentan a diario en su quehacer, existe una profunda preocupación por la conservación de los recursos naturales, pero en muchos casos su uso representa el ingreso económico de las poblaciones.

En este sentido, el Conap apoyado por el Banco Alemán de Desarrollo –KFW–, implementa en Huehuetenango el proyecto Consolidación del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas, por medio del cual se busca ampliar la red de áreas protegidas del departamento, al mismo tiempo que se implementa un programa de compensación a conservación. Este programa busca apoyar a las comunidades locales y municipalidades que se involucren en la conservación de las áreas protegidas. Además que se busca implementar procesos participativos de consenso, en donde las municipalidades y las comunidades, presentan propuestas de áreas que por su importancia biológica deben ser conservadas. Luego, siempre con el acompañamiento del Conap, se priorizan y formulan proyectos encaminados a resolver problemas que las comunidades enfrentan, por ejemplo, el establecimiento de fincas comunitarias energéticas, sistemas de colecta de agua de lluvia, delimitación de áreas protegidas, equipamiento y capacitación a guardabosques comunitarios, entre otros.

A cambio de estos beneficios se establecen compromisos en los cuales los grupos comunitarios se involucran en la conservación de las áreas, a través de actividades como grupos de control y vigilancia, formulación e implementación de reglamentos de uso de fauna y flora. Con estas actividades se busca que las autoridades municipales y grupos comunitarios se involucren en la conservación de las áreas protegidas, pero que, a la vez, obtengan beneficios tangibles; por ello, demostrar que a través de la conservación también se pueden crear opciones de desarrollo local y consensuadas entre las instituciones, autoridades locales y la población.

Elder Figueroa