Avicii buscaba paz

La familia del DJ sueco Avicii, que fue encontrado muerto el pasado viernes en Omán, dijo hoy que el artista, una de las grandes estrellas mundiales de la música electrónica, ya no tenía “fuerzas” para luchar y solo buscaba la “paz”.

“Luchó realmente con pensamientos sobre el sentido de las cosas, la vida, la felicidad. Ahora ya no tenía fuerzas, quería encontrar la paz”, señaló en un comunicado la familia, que días atrás había agradecido públicamente el apoyo recibido tras su muerte.

Tim “Avicii” Bergling era “un buscador”, un alma artística “frágil” interesado en las cuestiones existenciales, un perfeccionista que trabajaba duro “a un ritmo que le llevó a tener muchísimo estrés”, asegura su familia.

Una declaración que apunta al suicidio, según han interpretado algunos medios, sin que la familia lo haya confirmado.

Tras anunciar, en marzo de 2016, su retirada temporal de los escenarios, el DJ intentó buscar “un equilibrio” en su vida para encontrarse bien y hacer “lo que más quería: música”.

“Tim no estaba hecho para la maquinaría en la que estaba metido; era un chico tierno que amaba a sus seguidores, pero evitaba los focos”, consta en el comunicado, que asegura que el músico será querido y extrañado “por siempre”.

La inesperada muerte de Avicii, a los 28 años, en un complejo hotelero de Mascate, ha generado numerosos mensajes de pesar de seguidores y estrellas de la música.

Miles de personas bailaron el pasado sábado al son de su música en la céntrica plaza Sergel, y las campanas de la iglesia de su antiguo barrio de Östermalm (Estocolmo) repicaron hace dos días las notas de Wake me up, uno de sus grandes éxitos.

*EFE

Stephany López