Autodepuración constante permite desarticulación de nueve bandas criminales integradas por policías

Con el objetivo de garantizar que los elementos de la Policía Nacional Civil (PNC) sirvan a la ciudadanía con honradez, integridad y honestidad, autoridades de la dependencia mantienen una supervisión constante para desarticular bandas del crimen organizado que se han infiltrado en la institución policial. En consecuencia, de 2016 a la fecha, nueve de estos grupos han sido detenidos, informó la entidad.

Un reporte de la Inspectoría General de la PNC detalla que dos bandas fueron desarticuladas en 2016, dos en 2017 y cinco en lo que va de 2018.

“Estas acciones forman parte de la autodepuración, con la que se ha identificado que agentes participan en colaboración de particulares en la concreción de crímenes. Entre los delitos que se les sindica a las estructuras están: distribución de droga, plagio, robo, allanamientos ilegales en residencias, cohecho pasivo y emisión de órdenes de allanamiento falsas, entre otros”, destacó Pablo Castillo, portavoz de la PNC.

Las estadísticas de la Policía señalan que un total de 47 elementos de las fuerzas de seguridad han sido capturados por dichos casos; entre los que se encuentran agentes de distintos rangos, además de 11 civiles arrestados.

“De las últimas bandas desarticuladas está la denominada Comando Silencioso, integrada por 11 policías y 5 civiles, quienes fueron capturados el 8 de agosto por realizar allanamientos ilegales. Se les acusó de los delitos de asociación ilícita y allanamiento ilegal”, concluyó Castillo.

Jarbin Yelmo