Atención al cliente dentro del Estado (vi)

Por: Angel Ernesto Lavarreda

Para continuar con este tema, y que reafirmemos lo establecido en los documentos que anteceden, es muy importante en este punto que desarrollemos entonces el tema de “La importancia del servicio al cliente”, sea público o privado, pues esto es un tema de personas y un tema humano, de contacto, desde el visual “si el servidor público tiene uniforme u otra identificación institucional”, pasando por el fonético, “bienvenido; en qué puedo ayudarle”, y estableciendo el servicio que el cliente necesita, llegando consecuentemente a servir al cliente de una manera correcta.

Lo anterior es aplicable a cualquier entidad, empresa u organización.

Si un cliente, haya encontrado o no el producto que buscaba, recibe una mala atención, no solo dejará de visitarnos, sino que muy probablemente también hablará mal de nosotros y contará la experiencia negativa que tuvo a un promedio de entre 9 y 20 personas, dependiendo de su grado de indignación.Debemos evitar que el cliente sea mal atendido, así como que deje de visitarnos.

El buen servicio al cliente debe estar presente en todos los aspectos del negocio en donde haya alguna interacción con el cliente, desde el saludo del personal de seguridad que está en la puerta del local, hasta la llamada contestada por la secretaria, para lo cual es necesario capacitar y motivar permanentemente al personal, para que brinde un buen servicio al cliente, no solo a aquellos trabajadores que tengan contacto frecuente con el cliente, sino a todos los que en algún momento puedan llegar a tenerlo, desde el encargado de la limpieza hasta el gerente
general.

Instituto Nacional de Administración Pública