Áreas protegidas, desarrollo para el país

El fin del Conap es asegurar los bienes y servicios ambientales para las presentes y futuras
generaciones.

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas fue creado hace 29 años, mediante la ley Decreto Número 4-89, emitido por el Congreso de la República de Guatemala, con personalidad jurídica que depende directamente de la Presidencia de la República, siendo este el órgano máximo de dirección y coordinación del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas (Sigap). Los fines principales del Conap son velar, propiciar y fomentar la conservación y el mejoramiento del patrimonio natural de Guatemala; coordinar la administración de los recursos de flora y fauna silvestre y de la diversidad biológica de la nación, así como planificar y coordinar la aplicación de las disposiciones en materia de conservación de la diversidad biológica contenidos en los instrumentos internacionales ratificados por Guatemala.

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas, para cumplir sus fines y objetivos está integrado por los representantes de las entidades siguientes: MARN, CECON, de la Usac; IDAEH, un delegado de las organizaciones no gubernamentales relacionadas con los recursos naturales y el medioambiente, registradas en el Conap, Anam, Inguat y MAGA, siendo la primera de las mencionadas la que la preside.

El 97 por ciento del SIGAP es administrado por el Conap, y el 3 por ciento es coadministrado con apoyo de otros actores (municipalidades y reservas naturales privadas). El Sigap alberga una muestra representativa y significativa de la biodiversidad de Guatemala, una parte considerable de su patrimonio cultural (histórico y arqueológico), atributos que son conservados bajo normativas vigentes y modalidades de conservación por medio de categorías de manejo previamente establecidas. Actualmente, el Sigap cuenta con 338 áreas protegidas, que representan el 31.86  por ciento del territorio nacional. El Conap, para dar cumplimiento al mandato constitucional de administrar las áreas protegidas y resguardar la diversidad biológica cuenta con profesionales, técnicos, guardarrecursos y personal administrativo, dedicados a la labor diaria de defender y preservar el patrimonio natural de la nación.

A 29 años de creación, el Conap ha dado cumplimiento a importantes compromisos, como los acuerdos de paz firmados en 1996, donde a la fecha se han otorgado 352 mil 907 hectáreas de bosque bajo manejo forestal sostenible, a través de 9 organizaciones comunitarias vigentes, apoyando decididamente la consolidación de este modelo reconocido a nivel mundial por sus altos valores de conservación. Se han desarrollado acciones para el desarrollo y consolidación del SIGAP, como la declaración de 3 nuevas áreas protegidas en el último año, sumando más de 3 mil hectáreas al SIGAP; asimismo, la creación de cuatro nuevas sedes regionales, para una mejor atención y gestión de las áreas protegidas, entre otras importantes acciones como parte del fortalecimiento institucional. Cabe resaltar que a lo largo de estos años el Conap ha contado con el apoyo de distintas instituciones públicas, cooperantes internacionales, iniciativa privada, ONG ambientalistas, municipalidades, medios de comunicación y ciudadanos que comparten la visión y la mística del Conap.

Elder Figueroa