Comunícate con nosotros al 1590

ARTES

Annabelle 1 y 2, fue un buen Viernes Santo

Publicado

-

Soy adicto a las películas que involucran terror y más si es sobrenatural. Ante ello, los dos filmes de Annabelle complacieron mi necesidad de espanto en Semana Santa. No son geniales, eso lo sé, pero ante la oferta actual de este tipo de cine, James Wan se ha perfilado como lo mejorcito, como director y productor.

Agradezco que las dos cintas no son  pretenciosas y juegan en terrenos conocidos del bien vs. el mal. Encima, no te prepara para espantarte y eso es bueno. Me refiero a la típica escena en la que todo está tenso y de pronto suena el teléfono y saltás de tu silla, o la otra, en la que un perro entra en la toma silente a ladrar desaforado.

Cuando acudimos a este cine es para sentir un miedo real, ese de la impotencia ante situaciones en las que no podés hacer nada; solo esperar lo peor, el arrebato de tu alma. Como ese instante en el que un demonio quiere apoderarse de tu hija, o bien, cuando sos una niña y, sin querer, le abrís la puerta a un espíritu para poseerte.

Como es habitual en las cintas de Wan, el miedo es sutil al inicio y luego se descontrola. Digamos que es la fórmula que hemos disfrutado en la saga Insidious y The Conjuring. Otro elemento a favor es que las tres historias están conectadas.

Me pueden rebatir con la existencia de lugares comunes dentro de los filmes, o con las decisiones absurdas de los personajes, y no les quitaré la razón, pero entre la oferta que hay, es lo mejor que tenemos. Como si fuera un diablillo travieso, primero juega con tu mente. Todos conocemos las fases: 1) el movimiento de objetos inanimados, 2) las breves apariciones, 3) el aparente contacto físico o sónico, 4) todo al mismo tiempo y de manera exponencial. Y, como es regla en este tipo de cine, el personaje principal sufre solo al principio; después lo acompaña el espectador.

Acá el orden sí influye, por tanto hay que ver Annabelle, que ocurre en los años 60 y luego Annabelle: Creation, que sucede en una casa quemada por el sol y la soledad. Y si pretendés entrarle a las tres sagas, te recomiendo verlas conforme llegaron a la pantalla. Como digo, todas están conectadas con elementos que van más allá de los esposos Warren. Bien dicen que las reseñas/ críticas de cine son solo puntos de vista.

Decepción fílmica: Shape of Water.

Es probable que pierda su respeto, pero no encontré la genialidad en esta cinta. La primera vez me aburrió y no la terminé de ver. La segunda sí llegué al final, mas no me pareció para nada sorprendente. No hay grandes diálogos, innovación narrativa o actuaciones impresionantes, ni siquiera grandes efectos. Un amigo dice que “es la película romántica de Guillermo del Toro”; puede que tenga razón. Verla es como comer un ceviche rancio. No la recomiendo.

Gabriel Arana
Seguir leyendo

ARTES

Jayro Bustamente anuncia nuevo proyecto

Publicado

-

El cineasta guatemalteco Jayro Bustamente anunció en sus redes sociales que dirigirá el piloto The Border, drama basado en el tercer libro de la trilogía Cartel de Don Winslow, una producción de Disney y FX que se rodará en 2023, en Nueva York y Washington, Estados Unidos, y en México.

La historia contará la verdad sobre una guerra que lleva más de 50 años en contra de las drogas en Latinoamérica. La adaptación en televisión de la obra literaria tendrá como protagonista a Ej Bonilla, en el papel de Art Keer, y lo acompañarán Sebastián Buitrón, Annie Shapero, Frank Blake, Shane Callan y Luis Bordona.

Esta oportunidad es un gran reto, lleno de aprendizajes para mi carrera y diversa en emociones para mí”, expresó el aclamado director. Agregó: “Es un honor trabajar en conjunto con Daniel Zelman, escritor, showrunner y productor ejecutivo. Acompañados de un equipo de productores que admiro enormemente, Don Winslow, Shane Salerno, Diego Gutiérrez, Ridley Scott, entre otros.

Marisol Vásquez
Seguir leyendo

ARTES

Producción discográfica rescata obras musicales 

Publicado

-

Cuaresma y Semana Santa en Guatemala y Sacatepéquez Marchas fúnebres para banda procesional es un álbum con más de 40 músicos, que actualmente se promociona. 

El proyecto musical fue dirigido por Nery Racancoj, quien comentó que la iniciativa nació por la necesidad de dar a conocer música nueva guatemalteca en el género de las marchas fúnebres. 

Se grabó en vivo en mayo de este año, en el interior de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, Templo de Santo Domingo de la ciudad de Guatemala, con la participación de reconocidos músicos guatemaltecos y se realizó gracias al Aporte para la Descentralización Cultural (Adesca), que contribuyó económicamente.

El músico indicó que este disco le da seguimiento a Cuaresma y Semana Santa por los viejos barrios y colonias de la ciudad de Guatemala, ya que varias composiciones se habían quedado engavetadas por falta de espacio; “por ello, decidí darle continuidad”, dijo. 

“Con este trabajo se homenajea a todos los compositores del pasado, presente y futuro, así como a los músicos que arduamente y con mucho gozo trabajamos en las interpretaciones que caracterizan a la Semana Santa de Guatemala. Este es un aporte de rescate para estas obras musicales, por lo que motivamos a todo el amante de este género a valorarlas porque son Patrimonio Cultural Intangible de la Nación”, manifestó Racancoj. 

Fervor y dedicatorias 

El maestro explicó algunas de las marchas incluidas y que son poco conocidas: La marcha que abre el EP es Toque de inicio: obra del maestro Felipe de Jesús Ortega, que compuso y dedicó al Señor Sepultado de Santo Domingo; se toca cuando es levantada la imagen el Viernes Santo.

Christe Rex Meus!: composición de Racancoj dedicada a Jesús Nazareno de Candelaria.

Se encuentra en todas las plataformas digitales, como Banda Jesús Nazareno y en formato físico en el Café del Cucurucho, ubicado en el interior de Flamingo Histórico (8ª. avenida 5-17, zona 1) Q100, o pueden comunicarse al teléfono 5662-1540.

Marisol Vásquez Fotógrafo: Luis Vargas
Seguir leyendo

ARTES

VIVIANO SALVATIERRA (1844-1888)

Publicado

-

Guillermo Monsanto 

[email protected]

Foto: Cortesía Guillermo Monsanto

La historia del arte guatemalteco del siglo XIX es un universo que no termina de sorprender. Hay muchos investigadores que se han especializado en áreas específicas y publicado sus hallazgos en diversidad de medios. Sin embargo, cuesta encontrar documentos integrados en los que se pueda apreciar el abanico de artistas (mujeres incluidas) que propusieron sus productos creativos a lo largo de aquella centuria.  

En 2021 escribí un ensayo en el que integré material disperso relacionado con las artes visuales y la interconexión que existió entre la gráfica y la fotografía y, a partir de ellas, con la pintura y la escultura. En ese ejercicio, publicado en el compendio Bicentenario en busca de la libertad de la UFM, me apareció en distintos momentos el nombre de un artista llamado Viviano Salvatierra. 

No se sabe mucho de su primera educación. Pudo haber sido discípulo Julián Falla, Doménico Toyetti y Ángelo Moschini, probablemente relacionado con la escuela de arte de la Sociedad Económica. El Diccionario Enciclopédico de Guatemala, que es quien vierte estos datos, indica que también lo fue de Francisco Cabrera, pero por las fechas de muerte del miniaturista esta afirmación es imposible.  

En 2021 escribí un ensayo en el que integré material disperso relacionado con las artes visuales.

¿Fue Salvatierra un artista precoz? Cuando tenía apenas 15 años pintó el telón de boca del Teatro Carrera para su estreno en 1859. Lo que implica que a esa edad ya ejercía como escenógrafo abriendo la posibilidad hacia otra línea de investigación y la relación interdisciplinaria entre las artes escénicas y las visuales.  

Lo que sí se sabe es que debido a su excelencia fue becado a París, donde se especializó en fotografía, grabado y litografía bajo la guía de maestros de las escuelas neoclásicas, naturalistas e impresionistas. Formación que podría sugerir su estilo tan particular respecto a la poca obra religiosa localizada. Con esta temática obtuvo diferentes distinciones.

En 1875, ganó por oposición la cátedra de dibujo de la Escuela de la Sociedad Económica.  Entre sus obras más conocidas se lista un Retrato en miniatura de Rafael Carrera, Desnudo masculino y su Autorretrato. También hay localizados dos retratos; uno femenino en la Casa Popenoe y otro masculino en la colección Monesco. 

Junto al nicaragüense Fernando Caldera fundó un taller litográfico en donde se ilustró, en 1875, Un viaje al otro mundo pasando por otras partes, del literato José Milla. El establecimiento del fotógrafo y corresponsal de prensa William Buchanan pasaría a sus manos. Allí, según el Diccionario Enciclopédico de Guatemala, fabricaría “papel sensible para fotografía”.

La Historia General de Guatemala indica que “hacia 1870 se lista a Salvatierra como el primer fotógrafo en utilizar formatos de grandes dimensiones”, resultado que supone una línea de búsqueda y encuentros que, en aquel momento, pudo haber sido tendencia y que otros iniciados también exploraron con sus propios aciertos.  Murió a los 44 años.

Guillermo Monsanto
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación de Redacción: Katheryn Ibarra
  • Editores: Jose Pelico, Erick Campos y Carlos Ajanel
  • Editora Web: Magaly Alvarado
  • Webmaster: Juan Pablo Ortiz
  • Deportes: Max Pérez

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.