Al menos 9 muertos, en fuerte terremoto que colapsa el norte de Japón

Un fuerte terremoto, de magnitud 6.7 en la escala de Richter, sacudió hoy por la madrugada la isla nipona de Hokkaido (norte) y causó no menos de nueve muertos y una treintena de desaparecidos, cuando Japón trataba aún de reponerse de la devastación causada por un potente tifón.

El seísmo sorprendió a los residentes de la isla, a las 3:08 hora local, con epicentro a unos 40 kilómetros de profundidad, al este de la localidad de Atsuma, la más castigada, donde se han producido la mayoría de muertos, informó en rueda de prensa el ministro portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga.

El temblor alcanzó en este municipio, de unos 4 mil 600 habitantes, el nivel 7 máximo de la escala sísmica nipona (centrada en medir la agitación de la superficie terrestre), y provocó aludes de tierra que sepultaron una veintena de casas en esta ínsula montañosa.

Aunque el Gobierno central no ha ofrecido cifras de desaparecidos ni heridos ante la “gran cantidad de información confusa”, las autoridades locales cifran en 31 el número de desaparecidos y en 300 el de heridos, según recogió la cadena pública NHK.

Unos 21 mil efectivos trabajaron hoy en las labores de rescate y búsqueda, incluidos 4 mil miembros de las fuerzas de Autodefensa, un número que el Ejecutivo quiere aumentar hasta en 25 mil para doblar los esfuerzos e impedir el mayor número de víctimas posibles.

Vehículos “devorados” por el lodo y carreteras resquebrajadas, entre las imágenes

Medio centenar de helicópteros acudieron en ayuda de quienes habían quedado atrapados, y los medios estatales difundieron durante todo el día imágenes de vehículos devorados por el lodo, carreteras resquebrajadas y enseres revueltos en el interior de viviendas.

Es la primera vez que un terremoto en Hokkaido alcanza tal intensidad, desde que el país revisó su escala sísmica en 1996.

El terremoto dejó puntualmente a toda la isla sin suministro eléctrico, mientras que los 2 mil 95 millones de viviendas y establecimientos que seguían hoy sin suministro a media tarde están recobrándolo progresivamente, indicó el portavoz nipón.

El Gobierno ha pedido ahorrar energía a la población y ha solicitado ayuda a las eléctricas Tokyo Electric Power y Tohoku Electric Power, para movilizar generadores de emergencia hasta los centros hospitalarios afectados, pues se prevé que el restablecimiento completo del suministro tarde hasta una semana.

La central nuclear de Tomari vio interrumpido temporalmente su suministro eléctrico externo y se activó su sistema de alimentación de emergencia, para mantener refrigerado el combustible atómico gastado y almacenado en piscinas, aunque el regulador nuclear nipón no detectó anomalías en los niveles de radiación.

El terremoto también causó cortes de carreteras, la suspensión de servicios ferroviarios locales y de Shinkansen (alta velocidad), que conectan Hokkaido con la isla principal del archipiélago nipón, del metro y el cierre del nuevo aeropuerto internacional de Chitose.

La agencia meteorológica nipona ha advertido del riesgo de derrumbes y desprendimientos de tierra, y de la posibilidad de que haya una réplica del seísmo de intensidad similar en la próxima semana, con más probabilidad en los dos o tres días posteriores.

Hasta las 18:34 hora local (9.34 GMT), se habían contabilizado 71 réplicas, algunas de las cuales superaron los 4 y 5 grados Richter.

*Con información de EFE.

Berta Abrego