Afinan detalles para el censo

La realización de un censo piloto, las especificaciones para la contratación de personal y la estimación de tiempos, son algunas de las acciones que el Instituto Nacional de Estadística (INE) llevará a cabo durante el final de este año e inicios del próximo, para afinar la realización del Censo Nacional de Población y Vivienda que se tiene programado para abril de 2018.

El gerente general del INE, Néstor Mauricio Guerra, informó en conferencia de prensa que estas acciones permitirán verificar y validar los procesos, y de ser necesario, realizar ajustes en los principales instrumentos y metodologías.

El fin es evidenciar aciertos o errores en el censo piloto, que se efectuará del 17 de noviembre al 11 de diciembre en San Diego, Zacapa; Tamahú, Alta Verapaz; San Mateo, Quetzaltenango, y San Juan Atitán, Huehuetenango.

Se escogieron municipios en diferentes condiciones de población, dispersión, accesibilidad, demografía y cosmovisión, para probar los instrumentos y validarlos, como la boleta, los mecanismos de control, el operativo de campo, las cargas de trabajo y logística, explicó Guerra.

Detalle

En este proceso también se pondrán a prueba las actividades de captura de información, almacenamiento, consistencia e integración de los datos. Es necesario aclarar que cuando se haga el censo nacional estos municipios serán visitados de nuevo, enfatizó el encargado.

El XII Censo Nacional de Población y VII de Vivienda realizará por 22 mil personas, cuya contratación empezará a principio de año.

Guerra explicó que se necesitará de 18 mil censistas, 3 mil 500 supervisores, 340 coordinadores municipales y 44 coordinadores departamentales para realizar todo el trabajo de campo.

Verónica Guzmán, representante del Fondo de Población de Naciones Unidas, y quien brinda asesoría en el tema, aseguró que las bases para la contratación serán específicas para cada región.

Es necesario que los censistas sepan hablar el idioma local, además de transmitir confianza a la población para que puedan hacer el trabajo más fácil y de forma correcta, explicó Guzmán.

El censo piloto tendrá un costo aproximado de un millón de quetzales, mientras que el nacional cuenta con un presupuesto asignado de Q269.5 millones.

Jarbin Yelmo