A la espera de otro reto

La aventura de Guatemala en los Juegos Centroamericanos y del Caribe se reanuda en 8 días, en Barranquilla 2018. Desde 1926, cuando se disputaron los primeros, en México, nuestros representantes no han hecho más que historia, colgándose 575 preseas.

Esta vez con un contingente de 420 deportistas, la sexta delegación más nutrida en las justas, después de México (672), Colombia (595), Cuba (593), Venezuela (505) y República Dominicana (447), pretende con sus actuaciones igualar o superar las de Veracruz, cuando se obtuvieron 77 medallas, 15 de oro, 19 de plata y 43 de bronce.

Mejores actuaciones

En las 21 ediciones que ha participado Guatemala, 84 conquistas han sido doradas, 162 plateadas y 329 de bronce. La mejor cosecha, tomando en cuenta los oros, fue en San Salvador, con 20 metales, seguida por Veracruz, con 15 y Mayagüez, con 14. El punto de partida de oros fue en San Salvador 1935, gracias al pentatlonista Felipe Orellana. Quince años después fue el turno de las mujeres, en 1950, por medio de la clavadista Dolores Castillo, cuando se consagró en las justas realizadas en nuestro país.

Los más laureados

El badmintonista zacapaneco Kevin Cordón, con 7 preseas; los remeros Juan Carlos Guevara y Óscar Maeda, con 5 y Doroteo Guamuch Flores, con 4, son los chapines más laureados; mientras que por las mujeres destaca Blanca Morales y Cheili González, con 2.

Tanto Cordón, de 31 años, y González, de 37, figuran entre las cartas fuertes de Guatemala, junto a Érick Barrondo, Mirna Ortiz, de marcha, Eddie Valenzuela, de boxeo; Thelma Fuentes, de salto largo, y Gisela Morales, de natación, irán a Barranquilla con la misión de aumentar las cosechas.

En el medallero histórico, Guatemala se sitúa en el noveno escalafón, y respecto de los países centroamericanos, solo es superada por Panamá, octava, con 407 medallas, pero 86 de oro, 2 más de las que posee la Tierra del Quetzal, que mañana empieza el éxodo de atletas, con la partida de las delegaciones de equitación y boxeo.

Bryan Anton