Arabia Saudita derrota a Egipto

Arabia Saudita derrotó a Egipto (2-1) con un gol en el tiempo adicional del centrocampista del Villarreal Salem Al Dawsaryen, que resolvió un choque gris en el que el protagonismo se lo llevó el guardameta de los “faraones”, Essam el Hedary, quien se convirtió en el jugador más veterano en disputar un Mundial.

El arquero comenzó muy feliz y vivió con gran emoción un encuentro que esperaba desde el mismo momento en que Egipto logró la clasificación para la fase final de la Copa del Mundo, en el la que no participaba desde Italia 1990.

Suponía su debut mundialista y el establecimiento de una marca para la historia: con 45 años, 4 meses y 9 días, El Hedary superaba a su colega colombiano Faryd Mondragón y se convertía en el jugador más veterano.

Su afán e ilusión quedó retratada en el minuto 21. Arabia Saudita había tomado las riendas del partido, dominaba el juego en el centro del campo, pero sin profundizar, y Egipto, fiel al estilo impuesto por el argentino Héctor Cúper, conservaba en espera de un error que le permitiera apuntarse su primer triunfo mundialista.