Una niña con síndrome de Down ayudará al árbitro en inauguración del Mundial

Una joven deportista rusa con síndrome de Down, Angelina Makarova, de 12 años, ayudará mañana al arbitro a lanzar la moneda en el partido inaugural del Mundial entre Rusia y Arabia Saudita, en el sorteo para decidir en qué parte del campo empiezan a jugar los equipos.

Esa experiencia única, que la niña recordará toda su vida, será posible gracias a una campaña de Coca Cola (patrocinadora oficial del Mundial) llamada a concienciar a la población sobre la necesidad de una plena integración en la sociedad de personas con necesidades especiales.

Rusia es un país con muchos deberes en el campo de la integración, por lo que iniciativas como esa no caen en saco roto.

La pequeña Angelina acudió el miércoles acompañada de su madre, Olga Makarova, al centro de prensa de la FIFA desplegado en el Estadio Luzhniki de Moscú, en el que hoy se jugará el partido inaugural.

La niña no dejó de sonreír y de posar para los fotógrafos, aunque se mostró mucho más tímida para responder a las preguntas de los periodistas, y dejó ese cometido a su madre.

“Angelina empezó a nadar con solo 3 meses, y desde entonces nunca dejó de hacerlo. Desde los 8 años toma clases en la Federación de Natación para las Personas con Discapacidades Intelectuales”, explicó la progenitora.

A su corta edad, ya ha ganado competiciones nacionales de natación para los niños con síndrome de Down.Además, “practica gimnasia, acude a clases de teatro y entrena en un grupo deportivo para niños con síndrome de Down”, dijo su madre.

“Adelante, Rusia”, exclamó Angelina, al ser preguntada por sus deseos para el equipo nacional que debutará en el partido en el que ella saldrá al campo.Otros jóvenes deportistas con necesidades especiales participarán en otros 11 partidos del Mundial, donde saldrán al campo portando las banderas de las selecciones.

Moscú, EFE